¿Cómo elegir un hosting?

Índice de contenidos

El hosting es un elemento esencial para el funcionamiento de cualquier página web. Este servicio posibilita la subida de un sitio al internet, así como su visualización en el navegador, por lo que elegir un hosting apropiado es vital para el futuro del sitio.

Por otro lado, el hosting determina factores muy importantes anclados al rendimiento de una web. Esto incluye la velocidad de carga, la protección y la transferencia de datos.

¿Te interesa entender un poco mejor en qué consiste y cómo elegir un hosting apropiado para tu website? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es un hosting?

La palabra “hosting” es un anglicismo, es decir, un préstamo lingüístico proveniente de la lengua inglesa. En el contexto de los servicios digitales, este término se traduce como “alojamiento web”. 

Los hostings son espacios de almacenamiento en línea (o webspaces). Se trata de servidores en los cuales los propietarios de webs pueden alojar todo contenido digital vinculado a sus sitios.

Los servicios de hosting hacen posible la publicación y visualización de todo tipo de contenido web. Esto incluye base de datos, emails, archivos de texto, imágenes, audio y vídeo. Dependiendo del proveedor y la clase de servicio que ofrezca, el hosting en cuestión presentará diferentes características. A continuación, te explicamos más al respecto.

Tipos de hosting

Para elegir un hosting, es preciso identificar el servicio que mejor se adapte a tus necesidades debes conocer los diferentes modelos de hosting existentes. Familiarizarte con las opciones disponibles y sus principales características es un paso fundamental para la elección de un hosting.

Los sistemas de alojamiento web se diferencian, en primer lugar, por el tipo de servidor o servidores implementados. A continuación, un listado con cada uno de estos sistemas:

Hosting exclusivo o dedicado

Se trata de un servidor físico de uso exclusivo para cada cliente. Se caracteriza por una gran potencia y una atención personalizada. Esta clase de servidores resulta apropiada para aquellos sitios que manejan grandes cantidades de datos y una alta tasa de tráfico.

Este tipo de hosting garantiza al usuario una mayor disponibilidad de recursos. No obstante, suele ser un servicio más costoso y requiere conocimientos técnicos avanzados.

Hosting compartido

El hosting o alojamiento compartido es quizás el modelo de hosting más común de todos. No solo es el que está más generalizado, sino que es también el más económico. Como su nombre lo indica, se refiere a un servidor compartido por un número determinado de portales web.

Los recursos de dicho servidor (capacidad de almacenamiento, memoria RAM, etc.) son divididos de manera equitativa entre todos los usuarios. Estos hosts son privados y no precisan conocimientos informáticos avanzados. Sin embargo, su escasa potencia y recursos limitados pueden llegar a afectar la velocidad de carga de tu web.

Hosting elástico

Si buscas un punto intermedio entre los otros dos modelos expuestos arriba, este podría ser el indicado. El hosting elástico es un modelo de alojamiento virtual de alto rendimiento, con disponibilidad de recursos RAM y CPU garantizados. 

Se denomina “elástico” puesto que se ajusta a las necesidades del usuario y a las capacidades de su web. Es una vía de crecimiento sostenible dentro de una misma línea de servicio. Se adapta de manera progresiva a los requerimientos del cliente. Evita así tener que recurrir a un VPS si se necesitan más recursos. 

Ofrece más potencia que el hosting compartido a un precio más bajo que el de los servidores dedicados. Además, no requiere ningún conocimiento especializado.

Hosting VPS

Un VPS (Servidor Privado Virtual) ofrece recursos privados a múltiples usuarios empleando tecnologías de virtualización. Estos sistemas de almacenamiento web son una opción más segura que los servidores compartidos, ya que proporcionan un servicio individualizado. No obstante, poseen una capacidad menor a la de un servidor dedicado y son, por lo tanto, más accesibles.

Resulta una buena alternativa para webs con tráfico superior a los límites de un plan compartido, sin necesitar los recursos de uno exclusivo.

Almacenamiento en la nube

El almacenamiento en la nube o Cloud Hosting es un modelo idóneo para websites que soportan gran número de visitas. 

Este tipo de alojamiento web emplea múltiples servidores para acelerar la carga e incrementar el tiempo de disponibilidad. No depende de un espacio limitado en un solo servidor, porque está conectado a una red de servidores en la nube.

Entre las principales ventajas de este modelo está el acceso a recursos ilimitados y su increíble adaptabilidad. Además, estos sistemas facilitan la creación a escala, ofrecen un mejor tiempo de disponibilidad y una dirección IP dedicada.

Criterios a considerar al elegir un Hosting

Como elegir un hosting 1

Los criterios a contemplar al elegir un hosting son muchos. Con el objetivo de evitar cualquier inconveniente es importante tener en cuenta una variedad de factores. 

Algunos elementos de planificación que entran dentro del contexto del marketing digital son fundamentales. Por otra parte, contar con objetivos claros y puntuales facilita la toma de decisiones.

Ahora bien, hay también una serie de aspectos externos que determinan la calidad de un servicio de almacenamiento web. En la próxima sección te hablaremos de algunos de ellos.

Aspectos que determinan la calidad de un servicio de Hosting

Existe una cantidad exorbitante de plataformas de almacenamiento digital, múltiples proveedores y planes de servicio. Las ofertas pueden parecer bastante similares, sin embargo, presentan diferencias claves que no deben pasar desapercibidas. 

Tomar una decisión puede resultar complicado y abrumador. Pero no te preocupes, hay ciertos requisitos técnicos que te pueden ayudar a delimitar tus opciones:

Tiempo de actividad

Este elemento refiere al período durante el cual se encuentra disponible el servicio de hosting para los usuarios. En otras palabras, este factor determina durante cuánto tiempo tu website se mantendrá activa o en funcionamiento.

Seguridad

Al elegir un hosting, este es quizás uno de los factores más importantes. Un servidor susceptible a los ciberataques puede poner en riesgo tu página web. Los ataques de denegación de servicio (DDoS) tienen consecuencias devastadoras. La seguridad es un requisito imprescindible que no puedes dejar de considerar antes de contratar cualquier servicio de hosting.

Ancho de banda

En general, el ancho de banda refiere al límite de datos que tu  web puede envíar a los usuarios durante cierto período. ¿No sabes cuánto ancho de banda amerita tu website? Puedes hacer un cálculo con el tráfico web estimado y el peso aproximado de las páginas de tu sitio.

Atención al cliente

Aunque parezca obvio, contar con un buen servicio de atención al cliente es un punto clave. Un proveedor responsable debe ofrecer un centro de asistencia en línea a través del cual sea posible resolver cualquier inconveniente. Resulta poco recomendable fiarse de plataformas sin información de contactos o con medios de contacto inactivos.

¿Buscas un servicio de hosting confiable y accesible? En Convierte web recomendamos proveedores como Hostgator, A2 Hosting y FastComet ya que cuentan con servidores estables, seguros y eficaces. En ellos podrás registrar tu dominio y gozarás de otros beneficios como cPanel y SSL gratuito. Aunque el mejor de todos y el más recomendable para nosotros es FastComet, te enseñamos los trucos para conseguirlo con hasta un 80% de descuento aquí.

Pros y contras de cada modelo

En una de las secciones de arriba expusimos los tipos de hosting que existen y sus diferencias. Si aún no te queda muy claro cuál escoger, puedes probar a hacer una pequeña lista de pros y contras.

Por ejemplo, elegir un hosting compartido tiene la ventaja de ser más económico y de no requerir conocimientos técnicos avanzados. Sin embargo, en comparación con otros sistemas cuenta con una potencia bastante limitada, lo que podría ser una desventaja.

Un listado comparativo de pros y contras puede servir para determinar el modelo de servicio más apropiado para tu website. 

Recuerda: si necesitas ayuda con el diseño o mantenimiento de tu web, en Convierte Web estamos felices de tenderte la mano.

> Compártelo a quién le pueda interesar: